LGD promete un estadio propio con más de 3000 localidades.

El sistema de franquicias avanza de manera imparable por dos regiones principalmente. La primera, como ya habíamos comunicado anteriormente, es Norteamérica, y entrará en vigor a principio de 2018, con la cifra de 10 millones de dolares para poder adquirir una plaza.

La otra competición que se adherirá a este sistema será la LPL, la liga China. Hoy hemos podido saber un detalle curioso como mínimo: uno de los requisitos a cumplir para poder competir en la LPL será que cada equipo tenga su propio lugar de competición, su propio "estadio". Los partidos se jugarán en casa y fuera de casa, al más puro estilo de los deportes tradicionales, y será obligatorio tener la capacidad de albergar la competición.

LGD IMP
La construcción de la ciudad deportiva de LGD sería un gran paso para los esports / Imagen: LGD Gaming Twitter

El equipo LGD Gaming ha sido el primero en manifestarse al respecto, y han confirmado a través de una red social china que moverán todo su sistema deportivo de Shanghai a Hangzhou con el fin de cumplir este objetivo.

De momento, la primera "sala de juegos" que tiene planeada el equipo de LGD consistiría en un lugar habilitado y abierto el público para 600 personas. Como planes para el futuro, aseguran querer construir un estadio con al menos 3000 plazas para los aficionados.

*Imagen de cabecera propiedad de LGD Gaming