La segunda temporada de APEX ha puesto en alerta a Occidente

Se pueden sacar muchas conclusiones de la segunda temporada de APEX. La liga más importante del panorama competitivo de Overwatch ha continuado con su espectacularidad y se ha erigido, todavía más si cabe, como la gran referencia de la escena mundial a falta de que comience la Overwatch League.

Esta temporada ha supuesto también el comienzo de una posible hegemonía coreana en el panorama internacional ya que los equipos occidentales invitados no pudieron hacer mucho entre tanto coreano. EnVyUs fue la organización extranjera que más lejos llegó en el torneo avanzando hasta la segunda fase de grupos, pero el campeón de la primera temporada no pudo conseguir ninguna victoria más. Cloud9, Fnatic y Misfits por otro lado quedaron en tercera posición dentro de sus respectivos grupos y no lograron entrar entre los ocho mejores del torneo

Otra de las cosas que hemos aprendido durante esta segunda temporada de APEX es que el talento se está desarrollando a pasos agigantados y los equipos que parecían de la parte baja de la tabla o procedían de la escena challenger pueden explotar y convertirse en referencias a nivel mundial. Han sorprendido los casos de Meta Athena y RunAway, sobre todo estos últimos con su espectacular recorrido por los playoffs. Los simpáticos chicos de las sudaderas rosas terminaron últimos en su grupo durante la segunda temporada, pero gracias al surgimiento de colosos como Ryu "KAISER" Sang Hoon llegaron a la final sin perder una serie.

La tercera temporada servirá como antesala de la esperada Overwatch League para conocer mejor qué podemos esperar de la escena internacional. ¿Dominará Corea del Sur como en otros deportes electrónicos tales como League of Legends y Starcraft?