Un recién ascendido GC Busan conquista la cuarta temporada de APEX

La mayor competición de Overwatch en la actualidad es el OGN APEX de Corea del Sur, que este fin de semana dio por finalizada su cuarta temporada con GC Busan como campeón, un recién ascendido.

Es una escena competitiva que vive a sabiendas de que la Overwatch League decidirá el futuro del juego como deporte electrónico, hasta el mayor torneo del planeta se ha resentido. OGN anunció en julio que no invitaría a más equipos occidentales a su torneo, una dura decisión a la que se sumó el abandono de LW Blue durante la competición tras confirmarse que su plantilla defendería los colores de la ciudad de Nueva York en la OWL.

Pero el mayor hervidero de talento del planeta a nivel de esports seguía teniendo una potente base de jugadores, así como la reconocida como mejor plantilla del planeta: Lunatic-Hai, bicampeones de APEX de forma consecutiva, y confirmados como la plantilla que defenderá a Seúl en la OWL. Tras una buena primera fase de grupos, increíblemente fueron eliminados en la siguiente fase, quedándose fuera de los playoffs.

La eliminación de Lunatic-Hai no fue una casualidad, en su grupo estaban los que terminarían siendo finalistas del torneo, una sorpresa como GC Busan, y RunAway, el equipo de las sudaderas rosas que fue una Cenicienta en la segunda temporada pero que ya se ha confirmado como una potencia nacional.

La historia de GC Busan solo podría ocurrir en un deporte electrónico todavía en crecimiento, un equipo que hace poco más de seis meses ni siquiera soñaba con estar entre los mejores. Su llegada a APEX se divide en tres partes: la primera es un clasificatorio a Road to APEX, un torneo que te da la posibilidad en caso de ganarlo de participar en el Challenger o segunda división, el segundo es ganar Road to APEX y, por último, conseguir la posición necesaria en Challengers para llegar a la primera división del campeonato.

En poco más de medio año lo consiguieron, pero lo que nadie podría esperar es que consiguieran hacerse con el título en su primera temporada en primera división. Un título que no pudieron lograr en Challengers, pero que sí conseguirían ante RunAway en otra espectacular final de un APEX que nunca decepciona.

La final se decidió por un marcador de 4-3 con constantes intercambios, y una dupla decisiva de héroes: Genji y Tracer. Comenzó golpeando GC Busan en Nepal, pero no tardaría en llegar la réplica de RunAway poniendo el 2-1 tras vencer en Hollywood y Hanamura, 3-2 para GC Busan en Gibraltar y Templo de Anubis; 3-3 de RunAway en Dorado, y finalmente se hacía con el torneo GC Busan venciendo en Eichenwalde con Joon-Yeong "Profit" Park como MVP de la final.

RunAway soñaba con conseguir el campeonato gracias al retorno de Ryu "KAISER" Sang-hoon desde Cloud9. Un torneo en el que nuevamente se vuelven a quedar a las puertas, y de la misma forma, perdiendo por 4-3 en un APEX que se les atraganta a los chicos de la sudadera rosa.

GC Busan ha conseguido el Royal Road, un título de enorme prestigio en Corea del Sur que se otorga a todo equipo o jugador que consigue vencer una gran competición en su temporada de debut. Solo se tiene una oportunidad para ser royal roader, y CG Busan entra con letras de oro en la historia de Overwatch gracias a esta enorme hazaña.

El futuro de GC Busan pasa por competir en la APAC Premier 2017, el campeonato de Asia Pacífico que confirma la enorme popularidad de Overwatch en el continente asiático. ¿Podrá Blizzard lograr que la Overwatch League tenga este impacto también en Occidente?

Normas de uso

Ver más

Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta