La vuelta de los gigantes

Tras todo el cambio de roster y la adquisición de jugadores como Berk "Gilius" Demir o Daniele "Jiizuké" Di Mauro, Giants Gaming se ha convertido en un referente claro en el panorama nacional e internacional de League of Legends. Muchos expertos son de la opinión de que de haber estado en la final de Gamergy se habrían llevado el título. Pero, aunque no lo estuvieron, el trabajo siguió siendo igual de concienzudo. El coreano Kim “Ruin” Hyeong-min se adaptó maravillosamente a la calle superior, y la calle inferior, especialmente Amadeu "Minitroupax" Carvalho, ha demostrado tener un nivel espectacular.

Todo esto les hizo dominar de manera muy clara la Challenger Series, segunda división del LoL europeo, hasta llegar a este momento, donde tenían la oportunidad de clasificarse para la propia LCS con una única condición: vencer al Schalke 04.

La maldición de Gilius

Si algo hemos criticado alguna vez de la región europea es la falta de emoción, carisma y personalidad, tanto por parte de los jugadores como de la competición. Gilius viene a acabar con ello de un plumazo con declaraciones como la que veis en el tweet de arriba. Desgraciadamente para él, el primer mapa fue para el Schalke. SmittyJ brilló demasiado en la calle superior, hundiendo la partida a un Ruin que no pudo contestar, y se llevó al equipo con él.

El segundo mapa nos dejó una composición muy consistente por parte de Schalke, con Gragas, Galio y Rakan. Giants empezó sufriendo en la calle inferior ante las acometidas de los amantes Xayah y Rakan, acompañados por Memento, hasta el momento siendo superior a Gilius. Pero tanto Minitropax como Jactroll supieron sobrevivir, y el tirador portugues se convirtió en una auténtica máquina de matar con Tristana.

Pagando con la misma moneda

Con el empate a uno en el marcador, fue el equipo español el que esta vez llenaría su draft de tanques: Maokai, Gragas, Galio y Alistar, confiando en el daño de Minitroupax. Pero realmente no hizo falta, porque Jiizuke tenía una sorpresa preparada en forma de Galio de poder de habilidad. Llegó incluso a hacerse un Mejai, destrozando a los alemanes.

Cuando todo parecía decidido, el cuarto mapa fue totalmente dominado por el Schalke, de principio a fin, forzando una trepidante última partida que sería decisiva. El ganador del mismo subiría a la LCS.

Vida o muerte

Pick de confort en la calle central con Ekko para Jiizuke. Rotaciones espectaculares de Jactroll con Thresh en los momentos iniciales de la partida. Un buen Caedrel con Corki que no fue capaz de parar la marabunta de los gigantes. A minuto 30 y tras varias peleas en el Nashor, Giants Gaming conseguía acabar con los inhibidores de la calle central e inferior. La frontlane de Maokai y Cho'Gaz era demasiado para Schalke, y una vez más Minitruopax demostraba ser un tirador merecedor de participar en LCS. Y así fue.

Asedio final, donde toda la emoción y la garra de los gigantes se dejó ver, y una victoria merecida para un club que vuelve a la máxima competición europea. Trabajo bien hecho por parte de Ruin y Gilius, muy bien hecho por Jiizuke y Jactroll, y desde luego, espectacular por parte de Minitruopax.

El camino de Schalke 04 aún no ha terminado, y podrían clasificarse para la LCS. Tendrán una última oportunidad contra el ganador del mejor de cinco que enfrenta a Ninjas in Pyjamas contra Mysterious Monkeys. Pero la afición de los gigantes, desde luego, puede respirar tranquila.

Giants Gaming, de vuelta a la LCS Europea / Imagen: Giants Gaming
Giants Gaming, de vuelta a la LCS Europea / Imagen: Giants Gaming

*Imagen de cabecera propiedad de Riot Games

Normas de uso

Ver más

Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta