La vengaza de Samsung Galaxy

Samsung Galaxy fue uno de los equipos más potentes durante el Mundial de 2016, y uno de los favoritos por debajo de ROX Tigers y SK Telecom T1. Tuvieron la suerte de evitar a los demás coreanos en semifinales, pasando por encima de los europeos de H2K con un fácil tres a cero. En la final rascaron dos mapas a SKT, pero finalmente cayeron ante el poderío de los de Faker.

Hundidos tras la derrota, volvieron a Corea. Cuando muchos otros equipos se habrían desmontado como le pasó a ROX, ellos se mantuvieron unidos con algún cambio puntual, como la retirada del equipo de Kwon "Helper" Young-jae, y el fichaje de Park "Haru" Min-seung como jungla suplente y Yeo "TrAce" Chang-dong como Coach.

Samsung tuvo que recuperarse de una dura derrota.
Samsung tuvo que recuperarse de una dura derrota.

Un nuevo comienzo

Sabiendo que una segunda posición en el Mundial demostraba que el proyecto funcionaba, Samsung continúo haciendo un buen trabajo en la temporada de primavera de la LCK, donde solo perdieron cuatro enfrentamientos: dos contra Afreeca Freecs, uno contra KT Rolster y otro contra SKT. Finalizaron en segunda posición, a dos victorias y tan solo dos mapas de diferencia contra SKT.

Pero cuando lo tenían más sencillo que nunca para intentar acceder a la final y vengarse del Mundial perdido contra SKT, KT Rolster les pasó por encima con un brutal tres a cero que los relegaría a la tercera posición. Samsung demostraba ser un gran equipo, pero en ningún momento pareció el mejor.

SSG perdía la oportunidad de llegar a la final de la LCK de primavera
SSG perdía la oportunidad de llegar a la final de la LCK de primavera

Comenzaba así la temporada de verano, la más determinante para conseguir la clasificación directa al Mundial. Samsung hizo lo más complicado, ganarle en sus dos enfrentamientos a SKT, pero perdieron contundentemente y una vez más frente a KT Rolster, que se estaba convirtiendo en su bestia negra. Cedieron además dos series inesperadas frente a Jin Air y Team MVP, y además, había un nuevo invitado a la fiesta coreana: Longzhu Gaming.

Los de Pray y Gorilla sorprendieron a todo el mundo con un juego espectacular que les terminaría granjeando la primera posición de la fase regular, seguidos de KT Rolsters, y unos sorprendidos Samsung Galaxy y SK Telecom que acabarían terceros y cuartos respectivamente.

El terror se apoderó de SSG cuando perdieron en la primera ronda de playoffs frente a SKT por tres a cero. Las posibilidades de clasificarse eran ínfimas, y además, no dependía de ellos. Longzhu no decepcionó y puso la LCK patas arriba con su victoria en la final contra SKT, que previamente habían vencido por tres a dos a KT Rolster. 

Playoffs
Playoffs

Tras esta derrota, solo quedaba una última bala: el torneo regional. El tercer integrante coreano del Mundial se decidiría aquí. Samsung Galaxy estuvo muy cerca de quedarse fuera en un ajustado partido contra Afreeca Freecs donde finalmente vencieron por tres a dos. Pero sufrieron demasiado, y el último paso era vencer a KT Rolster, el equipo que junto a Afreeca, más le cuesta a los de Samsung. 

La irregularidad de SSG se transformó en contundencia. La imprevisibilidad, en estrategia. La inseguridad, en habilidad mecánica. Samsung se transformó en este partido y se convirtió en un brutal equipo que nada tenía que ver con el que vimos en playoffs. KT Rolsters no pudo más que observar como el Mundial se les iba de las manos, perdiendo tres a cero.

Regional
Regional

Y así, Samsung Galaxy soñó.

El camino de la victoria

Royal Never Give Up. G2 Esports. 1907 Fenerbahçe. Estos serían los rivales de Samsung en la fase de grupos del Mundial 2017. Para muchos fue considerado el grupo de la muerte debido al alto nivel medio de tres de sus equipos. SSG venció todos sus emparejamientos frente a G2 Esports y Fenerbahçe, aunque perdieron en sus dos partidos contra el equipo chino de RNG, el mejor del grupo. El nivel que demostraron no fue excelente, pero sí suficiente para avanzar a la siguiente ronda.

Samsung, segundo clasificado del grupo C.
Samsung, segundo clasificado del grupo C.

Y allí les esperaba el terror del Mundial, Longzhu Gaming. El equipo sorpresa, dominador y campeón de la LCK, y único en todo el Mundial capaz de vencer todas y cada una de las partidas de su grupo. Khan, Cuzz, BDD, Pray y Gorilla. Para muchos, sus integrantes estaban en el top 6 de mejores jugadores del Mundial, y el equipo en su conjunto era claro favorito. Pero lo que pasó en esos cuartos de final no entraba en los planes de nadie.

Longzhu dijo adiós al Mundial, aplastados por SSG y sin poder demostrar nada.
Longzhu dijo adiós al Mundial, aplastados por SSG y sin poder demostrar nada.

Exactamente igual que pasó en el regional tras sufrir contra Afreeca, Samsung se transformó cual super saiyajin y sacó un poder de su interior que nadie esperaba. Y aplastaron a Longzhu. Aplastaron al equipo acostumbrado a aplastar a los demás, al equipo que había vencido a SKT en la final de la LCK, al equipo con más habilidad mecánica y capacidad agresiva del torneo. Tres a cero. Sin piedad.

Team WE conseguiría el pase a semifinales venciendo a Cloud9, pero no sabían muy bien la que se les venía encima. SSG continuaba en un estado de gracia a la altura de muy pocos, y se deshicieron de los chinos sin demasiados problemas, accediendo así a la gran final contra SKT.

Team WE no pudo parar a los monstruos coreanos.
Team WE no pudo parar a los monstruos coreanos.

La vengaza de Samsung Galaxy

Y aquí nos encontramos de nuevo. Mismo escenario que en la final de 2016, aunque esta vez en China. Mismos equipos, y prácticamente los mismos jugadores. Pero una situación muy distinta.

SK Telecom T1 llegaba a esta final con el nivel más bajo de forma de los últimos años. Sufrieron mucho contra Misfits, y RNG pudo plantarles cara con cierta facilidad. Pero, al fin y al cabo, son SKT, y siempre se espera mucho de ellos.

Samsung preparó el partido con respeto, pero entró a la grieta como lo hizo contra Longzhu Gaming. Su agresividad, capacidad de toma de decisiones, y especialmente su brutal coordinación a la hora de luchar como equipo volvieron a salir a la luz, y ni siquiera el astro coreano, Faker, pudo pararlos.

Si algo ha demostrado Samsung Galaxy, es que han sido superiores como equipo. Es posible que sus jugadores no tengan nombres tan mediáticos como Faker o Huni, ni tanta habilidad individual como Pray o Gorilla (algo que habría que estudiar), pero desde luego, han sido mucho mejores como conjunto, han sabido apoyarse y entenderse los unos a los otros, y el resultado es evidente en la grieta.

El momento de la victoria
El momento de la victoria

Solo nos queda felicitar a los ganadores. Esta es la historia de los campeones del Mundo, Samsung Galaxy.

*Imágenes cortesía de Riot Games

Normas de uso

Ver más

Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta