La final de la LCK es vista por más de nueve millones de personas

League of Legends acostumbra a mostrarnos cifras astronómicas en cuestión de audiencias, consiguiendo juntar hasta a 36 millones de espectadores en los Mundiales de 2015. En comparación a esta cifra nueve millones pueden parecer hasta pocos, pero no lo son si tenemos en cuenta que hablamos de un campeonato regional (aunque este sea el mejor del planeta), y el clásico por excelencia del videojuego de Riot que enfrenta a las dos grandes empresas de telecomunicación de Corea del Sur: SK Telecom y KT Corporation.

Que cada vez sea más habitual hablar de estas cifras en una industria como la del videojuego y, en concreto la del deporte electrónico, unos recién nacidos en comparación a otras como el cine, la música o el deporte tradicional, hace comprensible la actual explosión de los esports. Todavía están lejos de alcanzar las cifras de audiencia que aglutina la final de Champions, el Mundial o la Superbowl. Audiencias medias que superan los cien millones de espectadores y picos que se cuentan por cientos.

Para hacernos una idea de lo que son nueve millones en una final regional del título de más éxito de una industria que recién comienza a quitarse el pañal, tenéis a continuación un par de datos de audiencias televisivas en grandes citas del deporte tradicional.

  • El último partido de las finales de la NBA de 2016 entre los Cleveland Cavaliers y Golden State Warriors tuvo una audiencia media de 23'3 millones de personas.
  • El encuentro decisivo de las Series Mundiales de béisbol de 2016 entre los Chicago Cubs y los Cleveland Indians tuvo una media de 40 millones de espectadores, el partido más visto en los últimos 25 años de la MLB. Mientras que el último partido de la final de 2015 consiguió una audiencia promedio de 17'2 millones.
  • El partido final de la Stanley Cup de hockey sobre hielo entre los Pittsburgh Penguins y los San Jose Sharks tuvo una audiencia media de 5'4 millones de espectadores.

Ateniéndonos a los datos proporcionados por eSports Charts, una empresa que se encarga de gestionar las cifras de audiencia que generan los esports vía stream (en Corea del Sur la final se ve por televisión, lo que sumaría una audiencia final más notoria), los esports y, en especial League of Legends, pueden sentirse orgullosos de su crecimiento constante y que por ahora parece imparable. Todavía impresionan más estos nueve millones de espectadores en la LCK al ver que más de ocho se encontraban en China, donde está disputándose la postemporada de la LPL.