La decepción de los unicornios

Nada es lo que parece en la región europea. Empezamos el año con dos grupos bien diferenciados que, a fin de cuentas, han terminado cumpliendo los pronósticos, pero quizá no de la manera que esperábamos. Unicorns of Love empezaba el año como uno de los tres mejores equipos, pero si bien la competición ha evolucionado, ellos han ido quedando atrás, presentándose a estos cuartos en un mal estado de forma tras perder la primera plaza del grupo B. Al final y en su enfrentamiento contra Misfits, han terminado cayendo estrepitosamente en lo que ha sido una decepción para sus fans. Analicemos lo que ha ocurrido en esta primera fase de playoffs:

Duro golpe para los de UOL, siendo eliminados en cuartos de final / Imagen: Riot Games
Duro golpe para los de UOL, siendo eliminados en cuartos de final / Imagen: Riot Games

Unicorns of Love vs Misfits: 0 - 3

La imagen que dejaron los unicornios fue de una tremenda frustración e impotencia. Los vigentes subcampeones de Europa ya estaban de capa caída en la última etapa de la fase regular, donde hasta perdieron contra Team Vitality, cediendo la primera posición a H2K, y aunque la responsabilidad es del conjunto, es inevitable señalar el muy bajo nivel de Exileh durante toda la competición, en ocasiones desentonando totalmente con su equipo. Ante esta perspectiva, solo quedaba intentar hacer borrón y cuenta nueva ante Misfits.

Confianza y concentración, los dos pilares en los que se apoyó Misfits para conseguir una contundente victoria / Imagen: Riot Games
Confianza y concentración, los dos pilares en los que se apoyó Misfits para conseguir una contundente victoria / Imagen: Riot Games

En Misfits se mostraron cómodos, y aunque no habían logrado mantener la segunda posición ante G2, si lograban evolucionar partido a partido y en el propio meta, donde jugadores como Maxlore se vieron beneficiados. El primer mapa fue un auténtico recital de Hans Sama, que hizo lo que quiso con los unicornios, llegando a conseguir una pentakill con la que cerrar la partida.

La eliminatoria no mejoró para los unicornios, que fueron constantemente superados, siendo Exileh y su Kassadin totalmente destruidos por Maxlore y Power of Evil. Una batalla desesperada por el Nashor terminaría dándole la partida a Misfits. Más de lo mismo en la tercera, solo cambiando el Kassadin por un Talon.

Hay que sacar varias cosas en claro de esta eliminatoria. En primer lugar, y aunque suene reiterativo, UOL necesita que Exileh mejore mucho o una sustitución de cara a su futuro próximo. El limitado espectro de campeones que puede usar a un buen nivel, así como su incapacidad para sobrevivir si el enemigo decide focalizar su esfuerzo en él, lo hacen un punto demasiado débil y aprovechable.

En segundo lugar, Samux. El jugador español ha sido, durante toda la fase regular y de manera innegable, el ángel guardián de los unicornios. Ha aparecido cuando no quedaba nada más, y ha sido una fuente de daño solvente y segura, tanto en combates como en fase de líneas. El hecho de que un jugador tan regular no haya funcionado solo nos da a entender que las cosas no van bien en el seno del equipo.

Por último y dejando de lado a Hans Sama y Power of Evil, que sabemos que están funcionando, Maxlore ha encontrado poco a poco el hueco en el equipo, y el cambio de meta le ha sentado de maravilla. Además, Alphari ha sabido estar a la altura de un equipo semifinalista de la LCS. Misfits en su conjunto parece funcionar bien, pero todavía queda camino por delante, y el monstruo de Fnatic espera en semifinales, muy superior a Unicorns of Love.

*Imagen de cabecera propiedad de Riot Games

Normas de uso

Ver más

Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta