Team SoloMid consagra su legado

El TD Garden ha sido protagonista de una final histórica, la última antes del sistema de franquicias que se establecerá en Norteamérica y promete revolucionar la escena global de League of Legends. 

Team SoloMid es el mejor equipo de la historia de Norteamérica. Un legado inmaculado que cierra con letras de oro la era pre-franquicias tras ganar su sexto split, el tercero consecutivo y la primera vez que un equipo norteamericano vence en primavera y verano de la misma temporada. TSM ha formado parte de las diez finales disputadas en la actual era, ¿podrá continuar su dominio una vez de comienzo el sistema de franquicias? El tiempo será el encargado de darnos la respuesta, por ahora el objetivo del club es lograr el mejor papel posible en el Mundial, y es que posiblemente Bjergsen y cía sean la gran esperanza de occidente. 

Immortals y Team SoloMid, la final que todo el mundo esperaba tras el nivel de ambos equipos a lo largo de todo el split, con jugadores destacadísimos en los premios de la temporada, sobresaliendo Soren "Bjergsen" Bjerg como el MVP de la temporada (premio que se podrían haber llevado perfectamente Jensen, Olleh o Xmithie).

TD Garden
TD Garden

La gran final

El primer partido de la final se fue al lado de TSM gracias a una composición que les otorgaba superioridad en las peleas de equipo. La primera muerte tardó en llegar, una gran acción de Vincent "Biofrost" Wang junto a Yilian "Doublelift" Peng y Dennis "Svenskeren" Johnsen abrió el marcador y propició que la línea inferior fuese el foco de la acción en la partida. Una batalla en la línea de medio con una gran Xayah provocó que se hicieran con el Baron, y aprovechándose de los errores de Immortals terminaran la partida con pocos problemas.

¿Objetivo? Neutralizar a Bjergsen

En la segunda partida Immortals enfocó la estrategia de su Draft en minimizar el impacto de Bjergsen. Para ello bloqueó a seis campeones de la línea de medio, obligando al danés a escoger a Kassadin, una elección que presionaba a TSM a ganar la partida en el menor tiempo posible debido a los 'power spikes' de su composición. 

La partida comenzó muy bien para Immortals, con Jake "Xmithie" Puchero consiguiendo la primera muerte tras una internada en la torre superior. Conforme se desarrollaba el encuentro Immortals iba ganando las batallas, consiguiendo una superioridad en oro que ponía en apuros a TSM, especialmente cuando su rival se hizo con el Baron a los 24 minutos. Pese a una composición que escala mejor conforme avanza la partida, Immortals dio un halo de esperanza a TSM que por poco les cuesta la partida. Finalmente tras dos buenas batallas de equipo terminarían empatando la serie.

Un arriesgado Dragón Anciano

Gordon Hayward, estrella de la NBA y jugador de los Boston Celtics tras firmar como agente libre después de pasar toda su carrera en los Utah Jazz, es un declarado aficionado a los esports y habitual jugador competitivo. A modo anecdótico se unió a la mesa de análisis para dar su visión de la final hasta ahora, un fabuloso detalle para los aficionados al deporte y en especial a todos los fanáticos de los Celtics que presenciaban la final en el TD Garden. 

La primera fase del juego fue extremadamente lenta, consiguiendo Immortals la primera torreta gracias a Xmithie. La primera muerte llegaría en el minuto trece, con Immortals siendo superior pese a la tremenda igualdad en todas las batallas. 

Sería Immortals quién se haría con el primer Baron, pese a él TSM conseguiría dos muertes y una torre a su favor. Minutos después y con la partida en un puño Kim "SSONG" Sang-soo toma una decisión arriesgada, ir a por un Dragón Anciano que TSM no solo les arrebataría, sino que también les destruiría. Esto propició que la partida se rompiese por completo. TSM tiraría un inhibidor, una torre del nexo, y el Baron, poniendo un clavo más en el ataúd de sus rivales.

Gordon Hayward, jugador de la NBA, analizando la final
Gordon Hayward, jugador de la NBA, analizando la final

Biofrost rompe la partida

Immortals jugó magistralmente los primeros veinte minutos de la cuarta partida de la final. Consiguiendo un marcador a su favor de 7-0 con una superioridad de 10.000 de oro. El posiblemente Baron más rápido de la historia de las finales en Norteamérica hacía indicar que al igual que en el anterior split ante Cloud9, TSM tendría que afrontar un quinto partido. Pero entonces llegaron las dudas...

Con un inhibidor abajo toda la agresividad e iniciativa que Immortals había mostrado hasta el momento se convirtieron en un mar de dudas. ¿El principal causante? Biofrost. El jugador chino cuando todo parecía perdido inició con Rakan y la ayuda de Svenskeren constantemente ante la incredulidad de un Immortals que no sabía lo que hacer, mientras veía como poco a poco su liderato desaparecía. 

Al final, una diferencia de 20-1 desde la primera iniciación de Biofrost era suficiente para cerrar la final, derrota trágica para Immortals por la forma en que se cayó. Tenían el partido decisivo en sus manos, es inexcusable para un equipo profesional perder un liderato de esta forma, pero el deporte nos permite de vez en cuando este tipo de sucesos impredecibles que tanto nos gustan.

Team SoloMid se convierte así en el campeón del split de verano, y completo dominador no solo de la temporada 2017 de League of Legends en Norteamérica, sino de la escena en su región. El mejor equipo de la era pre-franquicias da el pistoletazo de salida al modelo de franquicias de la mejor forma posible: seis títulos y todas las finales disputadas de esta era. 

Normas de uso

Ver más

Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta