SK Telecom T1 vuelve a ganar en Corea un año después

Y van seis títulos domésticos. El Split de primavera de la LCK, competición de mayor nivel en el panorama actual, ha servido para que SK Telecom T1 vuelva a sentarse en el trono después de perder en semifinales el año pasado ante KT Rolster. Precisamente este ha sido su rival en otro episodio más de la Telecom Wars, lo más parecido a El Clásico dentro de los eSports.

La velada comenzó con un claro protagonista. Es el mejor jugador de la historia y un gran baluarte para los deportes electrónicos en Corea. Lee “Faker” Sang-hyeok permanecía en un trono en el medio del escenario mientras que sus compañeros y rivales lo hacían de pie, en los laterales. El jugador ha tenido una de sus mejores fases regulares y cuenta con un palmarés único que lo eleva por encima de cualquier otro competidor.

El espectáculo quedó ahí porque las partidas no fueron nada del otro mundo. La superioridad de SKT sobre su eterno rival resultó tan aplastante que a nadie sorprendió el 3 a 0 definitivo. KT sólo estuvo a la altura durante la primera media hora de la serie, en la que pusieron a SKT contra las cuerdas eso sí.

Escogieron una composición destinada a la fase de líneas y hacer efecto bola de nieve, máxima y única fortaleza de KT según han demostrado este Split, y consiguieron hacerse con el control de la partida. Pero SKT siempre ha sido y es especialista en saber cómo jugar por detrás, forzar y castigar errores y dar la vuelta a las partidas por pura adaptación. SKT consiguió bajar el ritmo de la partida y a partir de ahí le dieron la vuelta para empezar la victoria limpia en la final.

Con un KT desinflado y sin más amenazas en sus estrategias, las dos siguientes partidas fueron un mero trámite para SKT que alzaba así su sexto campeonato doméstico. El primero para Heo "Huni" Seung-hoon en su carrera. Con esta victoria además han conseguido una plaza en el MSI al que acuden como favoritos para revalidar el título.