Origen se queda fuera de la LCS EU

Tras dos años en la máxima competición europea y con dos segundos puestos en el camino, Origen ha perdido la categoría finalizando con el peor registro de un equipo profesional en la historia de League of Legends. La organización española ha sufrido una derrota en su serie contra Giants Gaming por un claro 0-3 en el que sólo han luchado en el comienzo de la primera de las tres partidas.

Este descenso es fruto de una trayectoria que empezó desde abajo, ascendió hasta las primeras posiciones mundiales y ahora vuelve a estar donde empezó, sólo que con un futuro negro. A finales de 2014 Enrique “xPeke” Cedeño decidió dejar Fnatic, su club de toda la vida, para fundar su propia organización: Origen.

Con un equipo de jugadores contrastados y mucho talento pasó fácil por la Challenger Series y se colocó como un equipo referente en la LCS EU consiguiendo llegar a la final. Pero su momento cumbre llegó en el Campeonato Mundial de aquel año cuando Origen alcanzó las semifinales de dicho torneo. A partir de ahí, el conformismo de parte del equipo en fase regular de la siguiente temporada y los problemas en la infraestructura del equipo provocaron la salida constante de jugadores hasta debilitar la alineación y llegar a lo que ha sido este Split de primavera.

Con 0 victorias en 17 de las series y 2 partidas ganadas de un total de 32, Origen ha registrado el peor Split de un equipo profesional de League of Legends en el mundo en toda la historia. Sus resultados han sido tan pobres como su juego y preocupa no solo el haber bajado, también que el equipo pueda mantener su plaza en la segunda categoría europea en el próximo Split de verano y que no afecte al filial Origen España de la SuperLiga Orange.