H2K amenaza con abandonar la LCS europea

Europa parece estar quedándose atrás, el clasismo de nuestro continente a nivel deportivo choca con la visión de este como negocio que se tiene al otro lado del charco. El modelo de franquicias aporta estabilidad y seguridad a los propietarios, además de un sistema competitivo mejor estructurado y superior en su mercadotecnia. Con todo esto en mente no son pocas las voces en Europa que se han mostrado críticas con la LCS EU, incluso mirando a América.

El último en levantar la voz es H2k-Gaming. El club británico se ha mostrado muy crítico con la LCS EU mediante un comunicado publicado en su página web en el que destaca lo siguiente: "Desde una perspectiva de negocio consideramos irracional continuar colaborando con un socio que consigue año tras año grandes ganancias, mientras que nosotros obtenemos perdidas de un millón de dólares. El acuerdo financiero entre RIOT y los demás equipos es insostenible. La mayoría de clubes pierden dinero, los costes de operación no dejan de crecer y la compensación por parte de RIOT solo cubre una pequeña porción de esos costes. Las pérdidas de los equipos están subvencionando las actividades de marketing de una compañía multimillonaria".

Las declaraciones de H2K son durísimas, el mercado de los esports no deja de cambiar y crecer, los equipos y jugadores se dan cuenta de que son protagonistas y deben tener mayor peso en las decisiones de las organizaciones competitivas. Blizzard se dio cuento de ello, por eso la estructura de su Overwatch League tiene como uno de sus principales focos proteger a los jugadores, lo mismo que Riot con su modelo de franquicias que para sorpresa de muchos optó por no incluir en Europa (nuestra cultura deportiva choca con esta forma de comprender el deporte), pero declaró que estaba trabajando en cambios que ayudaran a los equipos a sentirse más cómodos.

H2k busca una estructura sólida como la de Norteamérica, conociendo lo complicado que será mantener a muchos jugadores en Europa si las cosas no cambian. H2k ha declarado que "no va a financiar a Riot y dejará de participar en la LCS EU a partir de 2018, excepto si Riot toma cartas en el asunto y cree una nueva estructura financiera y operativa. Riot deberá proveer a los equipos una oportunidad real de ganar dinero mediante el reparto de ingresos, con una compensación mínima de 850.000 dólares al año. 

Riot debe tomar cartas en el asunto cuanto antes, H2k ha sido el primero en tomar una decisión tan drástica de forma pública, pero puede desencadenar un efecto dominó que dañe al sistema de competición europeo al máximo nivel de League of Legends. El futuro de los esports pasa por repartos más equitativos, beneficios para clubes y jugadores (con asociaciones propias de cara a sus ligas), además de un comisionado que sea la voz de la competición.

Normas de uso

Ver más

Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta