G2 Esports aumenta su leyenda en Europa

Tras la ceremonia previa más espectacular que se ha visto en un evento de Riot Games en Europa, G2 Esports y Unicorns of Love se batieron en duelo para ver cuál de los dos se alzaría campeón del Split de primavera de la LCS EU. G2 Esports, después de una sufrida pero clara serie que terminó 3 a 1, se ha alzado campeón de la máxima competición europea por tercera vez consecutiva en justamente los tres splits que lleva compitiendo.

La primera de las cuatro partidas fue del estilo de G2 Esports. Controlada, con ritmo lento y sin arriesgar demasiado. Luka “Perkz” Perkovic confirmó su buen estado de forma siendo determinante una vez más, mientras que en el lado de Unicorns of Love, Andrei “Xerxe” Dragomir dejó una actuación cuestionable en cuanto a toma de decisiones. Su falta de presión, sobre todo en la calle inferior, dejó la partida muy fácil para que G2 Esports la controlara desde un principio.

En cuanto a la segunda, G2 Esports decidió jugar en torno a Jesper “Zven” Svenningsen una vez más con una composición con Ivern y Lulu. El tirador no defraudó he izo su trabajo de manera impecable como suele ser habitual. El y Kim "Trick" Gang-yun principalmente se encargaron de poner el 2 a 0 en el marcador. La tercera partida iba camino de ser más de lo mismo, pero Unicorns of Love supo aprovechar los errores de posicionamiento de Perkz y las buenas jugadas de Xerxe para conseguir cazar a sus rivales.

Con el 2 a 1 volvió la ilusión al público que quería una serie épica, pero pronto se romperían sus esperanzas. En poco más de 10 minutos, G2 Esports tenía una ventaja de tres asesinatos y de casi 2.000 de oro que fueron aumentando con el paso del tiempo a pesar de los intentos de Unicorns of Love. Pese a sufrir algunas bajas, G2 Esports no llegó a tener la amenaza de los unicornios como en la partida anterior, y tras tirar varios inhibidores y la última pelea, los de Carlos “ocelote” Rodríguez se hicieron con su tercer título y una plaza en el MSI, donde intentarán lavar su imagen de equipo débil en eventos internacionales.