|

Fnatic triunfa en el evento de la hecatombe coreana

Durante la Dreamhack Summer celebrada en Jönköping ha tenido lugar el campeonato mundial de mitad de temporada de Heroes of the Storm, englobado dentro de su circuito HGC y que ha enfrentado a los mejores conjuntos de las diferentes regiones competitivas durante los últimos días.

Los doce equipos participantes fueron divididos en grupos de seis integrantes en los cuales, los dos primeros clasificados accedían directamente a la parte alta del cuadro de doble eliminación, tercero y cuarto lo hacían a la parte baja mientras que los dos últimos colocados en la tabla quedaban eliminados.

Finalizada esta primera etapa, los cuatro equipos que hicieron las maletas de manera prematura fueron DeadlyKittens, Super Perfect Team, Soul Torturers y RED Canids, representantes de las regiones de Sudeste asiático, China, Taiwán y Brasil respectivamente.

Escenario HGC
Escenario HGC Mid-Season Brawl. Imagen: Dreamhack

Ya sobre el escenario dispuesto para la ocasión comenzó el sábado 17 de junio la fase de doble eliminación en la que pronto despuntaron los equipos europeos y coreanos, mostrándose ambas regiones claramente superiores al resto.

Nomia, Tempo Storm, eStar Gaming y Roll20 esports fueron sus víctimas dejando a Norteamérica, Oceanía y China sin representación en las últimas etapas del HGC Mid-Season Brawl.

Posteriormente llegaron los enfrentamientos fratricidas en los que Fnatic asestó su primer golpe sobre Dignitas derrotándolo por 3 a 2 y enviándolo a la parte baja del cuadro. Allí esperaba L5, vigente campeón mundial que acababa de doblegar a sus vecinos coreanos, MVP Black también por la mínima.

Con una plaza en la final en juego, el combinado del Viejo Continente tiró de épica para destartalar todas las predicciones y acabar con la supremacía coreana en eventos internacionales. Dignitas se anotaba la victoria por otro ajustado 3 a 2 logrando el acceso a la gran final europea.

L5
L5 ve caer su reinado. Imagen: Dreamhack

Fnatic esperaba sobre el escenario, arropado por su público y ante una oportunidad única de alzarse como el equipo más en forma del mundo. Además, al proceder de la parte alta del cuadro, afrontaban la gran final con una ventaja inicial de un mapa en un encuentro previsto al mejor de siete parciales.

La contienda comenzó favorable a Dignitas que se anotaban las dos primeras partidas de manera consecutiva. Una racha que frenó en seco Fnatic haciéndose con las dos posteriores y quedándose a tan solo un derribo del Nexo más, de alzar el trofeo de campeón. 

A pesar de estar contra las cuerdas, Dignitas no se rindió y volvió a igualar el marcador pero no pudo concretar la épica remontada y finalmente los escandinavos, espoleados por un público entregado, sumaban una nueva victoria para poner el 4 a 3 definitivo en el electrónico que les valía para sumar el título de vencedores y tomarse la revancha de la derrota sufrida en la final del Western Clash celebrado meses atrás ante el mismo rival.

Imagen de cabecera: Dreamhack.

Normas de uso

Ver más

Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta