"Sentíamos que era nuestro momento, notábamos el calor del público antes de salir"

Soy Mario Jarque y hasta hace seis meses, pocos o ninguno de los que leáis esto me conocíais.

Jugador profesional de Call of Duty (CoD), conocido en el mundo de los esports como xCala, me dispongo a contaros desde dentro cómo me he sentido en este corto pero intenso camino hasta lo más alto de la escena española.

Para ser sinceros estar donde estoy no es resultado de un día. Al igual que mucha gente desconocida, hace años que juego al CoD e incluso participé en la División de Honor. Pero el nivel sube cada temporada y muchos debieron pensar que después de cuatro temporadas fuera de escena, ya no tenía el nivel.

Visto lo visto, hubo un equipo que no pensó así

A principio de temporada eMonkeyz contactó conmigo, querían que fuese el cuarto miembro del equipo titular. Mucho se habló de que no sería capaz de suplir a Yako y soy el primero en darles la razón. No hay dos jugadores iguales, no se buscaba un sustituto; desde el club tenían claro que con mi fichaje se buscaban cosas diferentes a las que él pudiera aportar y, supongo, también interesaba que fuese algo más mayor que el resto de la plantilla. Aunque eso ya es suposición, no lo sé…

Visto el proyecto y conociendo a los jugadores de antemano, no lo dudé ni un instante. Venía de una temporada jugando poco y eso se notaba al principio pero, gracias a la confianza de mis compañeros, fue saliendo todo mejor de lo esperado y antes de empezar la liga marcamos como objetivo estar en el top 4 e ir a las finales presenciales.

Final Superliga Orange CoD
Final Superliga Orange CoD

Durante la temporada, cualquiera que siguiera la liga, sabe cómo fue. Individualmente contamos con, para mí, la mejor dupla de la liga (Cooperz y Super). Pero eso no es suficiente. Creo que lo que de verdad nos llevó a las finales fue aprender de las derrotas, no buscar excusas en ellas y, sobre todo, aprender a estar tranquilos incluso en los momentos más tensos para analizar el juego y tomar la mejor decisión.

Y una vez en las finales, ahí viene lo gordo. Cuando juegas en casa estás en tu ambiente, estás cómodo. Conoces a la perfección tu pantalla, la red que tienes, no hay ruidos, todo es concentración.

En una LAN no…

Para prepararnos al máximo estuvimos en una casa todo el equipo. La preparación del evento fue una de las más duras ya que estábamos acostumbrados a entrenar un par de horas diarias y esa semana hubo sesiones maratonianas de cara a preparar todo bien. Aun así, cuando salíamos del entreno el club tenía preparadas actividades para despejarnos y al día siguiente volvíamos a estar concentrados en pulir detalles y llegar lo mejor posible a la final.

Llegados al viernes fuimos a Gamergy y ya vimos el escenario de la final. Cientos de personas estarían al día siguiente en las gradas, todos pendientes de ti, que estás en el centro delante de todos ellos y ves sus caras si fallas en algún momento clave. Normal que haya gente que se sienta intimidada por el escenario que había montado sólo para CoD.

Yo no.

La primera vez que vi el escenario fue el día antes de competir. Fuimos todo el equipo a ver dónde jugaríamos y, creo que fue común, sentimos ganas de competir en él. Sentir el aliento del público cuando estás en racha, estar codo con codo con tus compañeros de equipo; era mi primera vez en un evento así y solo ver donde sería hizo que me motivara mucho más.

Y llega el día de la final.

Se palpaba la tensión. Pensar que tienes la oportunidad de hacer historia tanto personal como del club era algo que te removía las tripas y más para un novato como yo.

El staff técnico había preparado un día para evadirnos de todo eso. Un poco de entreno para quitar las ansias, risas, bromas y una comida sin hablar de CoD para intentar desconectar. Después, ya a las salas de calentamiento y discursos de cada uno de nosotros.

Público de eMonkeyz
Público de eMonkeyz

Ese fue un momento único. No es sólo la semana que habíamos estado juntos, no son los meses que llevamos de competición. Sentíamos que era nuestro momento, sentimos el calor del público ya antes de salir. Todos nosotros, reunidos en coro, dijimos nuestras sensaciones y sólo entonces salimos al escenario, seguros de que ganaríamos sin importar quien estuviera delante.

Y entonces ves cara a cara contra quien debes competir:

  • Legend, 5 campeonatos.
  • Tojor, 4 campeonatos.
  • Methodz, 4 campeonatos.
  • Yako, mejor jugador la temporada pasada y llamado a ser leyenda del CoD español.

Nos sentamos en nuestras sillas, nos miramos a la cara y todo volvió a la normalidad. En esa sola mirada, sin palabras, fuimos capaces de cambiar la tensión y el miedo por la seguridad y la confianza en los otros. "Eh, somos un equipo, vamos a jugar como sabemos y a ganar".

Y ya en el momento que me puse a jugar la cosa cambió, los nervios desaparecieron completamente y volví a sentir la diversión que suponía jugar esta gran competición.

La verdad, aún con la calidad del otro equipo no vimos peligrar la victoria. Y no lo digo con prepotencia, sino con la confianza que tienes al momento, sabiendo que tú no fallarás y que tus otros compañeros tampoco lo harán.

Cuando se les eliminó veíamos que esto no se nos podía escapar. El momento de ganar un campeonato para eMonkeyz había llegado. El momento de estrenar nuestro palmarés era ese y no había nada que pudiera arrebatárnoslo.

eMonkeyz revoluciona Gamergy
eMonkeyz revoluciona Gamergy

Contra KIYF entramos tranquilos, convencidos de que si jugábamos igual que en semifinales no podíamos perder. Fue increíble la calma y el nivel que dimos en esa final, donde lo normal hubiese sido confiarse y ceder algún mapa, nosotros sólo mirábamos el presente y hasta que se acabó, no pensamos en qué pasará.

Por eso, en cuanto ganamos el cuarto punto y todo el mundo empezó a gritar, yo ni me lo creía. Yo, campeón de España. Me embargó una alegría inmensa, la satisfacción personal de llegar a lo más alto y haber conseguido el primer título nacional de eMonkeyz.

Ahora ya, desde el reposo y viéndolo con perspectiva, continúo pensando que fue increíble lo que pasó.

Para acabar quiero deciros algo a vosotros, los seguidores. Tengo que dar las gracias a toda la gente que me apoyó en Gamergy ya que yo no me lo esperaba. Y no sólo eso, sino también online. Llevo toda la temporada sintiendo vuestro cariño, vivirlo en Gamergy pudiendo charlar con vosotros, hacernos una foto o jugar una partida… Muchas gracias a todos, de verdad.

Normas de uso

Ver más

Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta