El RNG mató al Hearthstone

Desde hace unos meses se está cuestionando si el factor aleatorio es bueno o es malo para los juegos de cartas y en qué cantidad. La corriente la iniciaron dos jugadores profesionales de Hearthstone, SuperJJ y Lifecoach, mientras en su preparación de torneos sufrieron una mala racha de bastante tiempo que les impedía mejorar el porcentaje de victorias que ellos esperaban mejorar con las horas que le estaban echando al día.

Lo que está claro que el factor aleatorio es inherente a los juegos de este tipo ya que el orden con el que robas está decidido por puro RNG (Random Number Generator). Para los que no lo sepan, esta es la forma en la que nos referimos al orden en el que recibimos las cartas de nuestro mazo. O más fácil, llamémoslo suerte. Teniendo claro que este factor siempre debe existir, trataré de dar mi opinión ya que considero que difiere de la mayoría.

Para empezar, tengo que reconocer que el RNG me gusta, no solo porque genera situaciones de muchísimo 'hype' que además no puedes controlar totalmente y eso me hace disfrutar, sino porque considero que soy muy fuerte en aspectos psicológicos que debes controlar cuando juegas profesionalmente a un juego con RNG.

Y a ti, ¿te gusta el RNG?

Probablemente tengas dudas de si te gusta o no, o quizás nunca te lo hayas planteado, pero creeme que a la mayoría de las personas de este planeta les encanta el RNG, por eso, cuando juegas Yogg Saron en stream el chat se vuelve loco, ¡Porque nos encanta a todos!

Hay más motivos importantes, como por ejemplo, el RNG hace que un jugador de menor nivel, gane a uno mejor bastantes más veces de lo que la gente cree, y esa falsa sensación de ser mejor que otra persona hace que los jugadores más modestos no se desanimen y jueguen mucho al juego, generando un ecosistema bueno para el desarrollo del mismo.

Pero voy a ser más profundo, el año pasado tuve el placer de compartir una barbacoa al aire libre en el campus de Blizzard con el equipo de diseño y también con el de balanceo de Hearthstone. Durante la comida charlamos y todos comentaban que habían sido diseñadores de otros juegos de cartas menos exitosos como Magic o Yugioh entre otros, y todos estaban de acuerdo que la clave del éxito del Hearthstone estaba en su factor de RNG. Ante tal unanimidad en la opinión de diseñadores expertos, un juego con más de 70 millones de jugadores registrados y no sé cuantos millones de beneficios, ¿qué duda nos queda?

SuperJJ y Lifecoach, dos alemanes que creían tener todo bajo control, pero no fueron capaces de gestionar el aspecto más psicológico del juego

Pues queda sólo una, quizás el juego esté hecho para todo el mundo menos para los jugadores de competición, para estos, que es mi caso, siempre será un quebradero de cabeza intentar controlar el juego para sacarle el máximo partido y a veces, estos jugadores tendrán que dominar más la psicología para evitar que el juego te gane a ti mentalmente que las propias mecánicas del juego, y ese, para mi, fue el error principal de SuperJJ y Lifecoach, dos alemanes que creían tener todo bajo control, pero no fueron capaces de gestionar el aspecto más psicológico del juego.

Sólo me queda decir que si has leído hasta aquí esperando encontrar la respuesta a "El RNG mató al Hearthstone" siento decirte que ni el Hearthstone está muerto ni el RNG lo va a matar, sino todo lo contrario, como has podido leer en estas lineas.

Normas de uso

Ver más

Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta