|

OG gana el Major de Kiev

OG es sinónimo de triunfo en Dota 2. El club europeo sigue rompiendo registros y cimentando su leyenda con títulos como el Major de Kiev, una batalla a cinco partidos que por un momento parecía totalmente inclinada hacia Virtus Pro. La organización rusa era la favorita del público en el Palacio de las Artes de Kiev.

El último día del torneo enfrentó a los cuatro mejores equipos (Evil Geniuses, OG, Invictus Gaming, Virtus Pro) en una final four trepidante. Virtus Pro tenía todo el apoyo local, quizá este factor ayudó a que realizasen un torneo espectacular, en contraste con sus últimas apariciones. Se enfrentaron a Invictus Gaming en una semifinal (formato BO3) que pese a terminar 2-0 para el club ruso estuvo en cierta forma igualada.

La otra semifinal enfrentó a Evil Geniuses y OG, de nuevo terminando con un resultado de 2-0 que no hacía justicia a la igualdad vista sobre el campo de batalla. OG conseguía así su cuarta aparición en la final de un Major con la misma plantilla, un hecho que no hace más que reflejar su dominio dinástico.

La gran final

Fue una final muy intensa entre dos organizaciones que querían dejar claro su poderío. Unos deseaban seguir siendo los reyes, mientras que los otros querían dejar atrás su reputación perdedora en momentos decisivos.

El primer encuentro fue muy igualado, decidiéndose en un Reverse Polarity fallido del Magnus de Pavel “9pasha” Khvastunov que permitió a OG ir con todo para destruir el ancestro y ganar el primer encuentro.  El siguiente duelo se iría para Virtus Pro tras seguir una tónica similar desde la fase de picks, pero que se fue para el lado ruso gracias a la capacidad de golpear estructuras que tenía el Terrorblade de Roman “Ramzes” Kushnarev, algo que les faltó en el primer enfrentamiento.

Los siguientes dos encuentros definirían al que fue una de las estrellas de la gran final, Terrorblade, el héroe terminó con un ratio de victorias del 100%. En el tercer encuentro fue Virtus Pro quién lo tuvo entre sus filas, mientras que en el cuarto fue OG. La final se ponía 2-2, se avecinaba un quinto partido no apto para cardiacos.

Con todo en juego y sabiendo lo que había hecho este héroe en los tres últimos encuentros, Virtus Pro decidió banear a Terrorblade.  La partida final tuvo una hora de duración, algo sorprendente debido al desarrollo de esta, con un Virtus Pro ultra agresivo desde la fase de picks y que durante 35 minutos avasalló sin piedad a sus rivales. Cuando todo invitaba a la derrota, OG despertó en una batalla cerca del Roshan que les permitió volver a un encuentro que tenían prácticamente perdido. Una remontada increíble que les certifica como los reyes del Dota 2, mientras que la reputación de Virtus Pro como Virtus Throw no para de crecer.

1ª Partida / 2ª Partida / 3ª Partida / 4ª Partida / 5ª Partida

El MVP de la contienda fue Johan "n0tail" Sundstein, un honor que perfectamente podría haber ido hacia la mayoría de jugadores. Claro indicativo de la igualdad que imperó en esta gran final.

MVP
MVP

Con este triunfo OG se convierte en el primer club que ha ganado cuatro eventos oficiales de Valve, todos estos son Major (Frankfurt, Manila, Boston, Kiev). Su máximo objetivo para confirmarse como leyenda absoluta de los esports será conseguir el tan deseado Aegis de los Inmortales en The International que se celebrará este mes de agosto en Seattle.