La revancha de los 250.000 dólares

Los partidos de exhibición o showmatches no son comunes en la mayoría de esports, incluyendo entre estos a Counter Strike: Global Offensive. Clash for Cash es la revancha de la gran final del ELEAGUE Major de 2017, disputada en enero en el Fox Theatre de Atlanta entre Astralis y Virtus Pro

La decisión tomada por la ELEAGUE es fresca e innovadora. Una reedición de la final en el mismo escenario, la ciudad de Atlanta, y con un premio que es espectacular y doloroso a partes iguales: 250.000 dólares para el ganador, mientras que el perdedor se ha ido sin nada. 

Una de las rivalidades más grandes del año nos depararía un nuevo duelo que terminaría con el mismo final que en la ELEAGUE Major, victoria de Astralis por 2-1 ante un conjunto de Virtus Pro que observaba impotente como se escapaban los 250.000 dólares.

Falsas esperanzas en Nuke

Virtus Pro venció la ronda de pistolas, tras ella, una buena coordinación provocó que comenzasen con un 6-0 a su favor. La primera mitad del mapa terminaría con un 9-6 gracias a la respuesta de Astralis.

La segunda mitad fue completamente para el equipo polaco, que comenzó remontando una ronda de pistolas que se le puso muy en contra. El resultado final fue 16-7 para Virtus Pro.

Dominio de Astralis en Overpass

El segundo mapa comenzó de la mejor forma posible para Virtus Pro, consiguiendo la ronda de pistolas con el objetivo en mente de que si vencían los 250.000 dólares (y la revancha) eran suyos. Pero enfrente tenían a los daneses de Astralis, que haciendo honor al tópico de la fortaleza mental que tienen los jugadores del norte de Europa, consiguieron vencer nueve rondas consecutivas y terminarían la primera mitad con un 11-4 a su favor.

Astralis barrió completamente del mapa a Virtus Pro con los antiterroristas, con un Markus "Kjaerbye" Kjaerbye desatado y clave para llevar el evento al tercer y decisivo encuentro tras un 16-4 final.

Mirage vale 250.000 dólares

Astralis comenzó el mapa final llevándose su primera ronda de pistolas tras desactivar la bomba en A. Errores y nervios provocaron que la primera mitad fuese dominada por Astralis con un 12-3.

Vencer la ronda de pistolas fue la sentencia para Virtus Pro, que sólo tenía que esperar para perder nuevamente ante Astralis y, además, irse con los bolsillos vacíos de Atlanta. Un 16-3 final coronaba a Astralis como campeón en Atlanta, la ciudad de la Coca Cola es territorio danés en CS:GO.

Con esta victoria Astralis continúa demostrando que es uno de los mejores equipos de CS:GO en la actualidad. Habrá que estar atentos a su rendimiento en próximos torneos, así como al papel de Virtus Pro en la Adrenaline Cyber League de Moscú.

Normas de uso

Ver más

Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta