Cazadores de sueños

A veces, en los esports, las mejores historias son las inesperadas. Aquellas que se salen de todas las predicciones y análisis posibles, y que apelan mucho más a la emoción y al corazón. Desde luego, no es algo habitual, pero a veces ocurre. Este año hemos tenido un ejemplo muy claro en Misfits y su casi victoria ante SKT en el Mundial. Hoy vengo a contaros otra de estas historias, una que tiene nombre propio: Huntters eSports.

Un duro comienzo

Huntters eSports es un club de deportes electrónicos a nivel nacional que se caracteriza por su humildad. Su apuesta a nivel económico no es tan potente como la de otros equipos como Movistar Riders, Giants Gaming o Team Queso, pero desde luego, su trabajo y su pasión sí lo han sido. Hoy vamos a hablar concretamente de Clash Royale, y del ascenso de un equipo que lo pasó fatal en los compases iniciales de la Superliga del juego de Supercell.

"Desde el primer momento siempre nos fijamos en otros equipos con plantillas más potentes. Y al principio, parecíamos tener razón, ya que no salían de la parte baja de la tabla. El equipo necesitaba cambios" Shiki, caster de LVP.

Los primeros pasos de Huntters fueron realmente complicados. El equipo no probaba victoria, y se veía constantemente superado por sus rivales. Sus jornadas iniciales acabaron todas en derrota, y ocuparon de manera inmediata las posiciones de descenso en la tabla de la SLO. "Yo sabía que tarde o temprano íbamos a ganar un partido, y cuando ese momento llegara, los nervios y la presión desaparecerían" nos cuenta Sir Diego, entrenador del equipo.

Diego supo, además, transmitir esa positividad y paciencia a sus jugadores: "En los momentos malos es cuando más unidos hay que estar. Aunque me hubiera gustado que las victorias llegaran antes, tuvimos la paciencia suficiente para esperarlas", declara Juanka, uno de los jugadores del equipo. El premio a la paciencia, la fortaleza mental, y el trabajo duro fue la victoria, pero esa victoria tuvo varios factores importantes.

MaxLaMenace, el fichaje que el equipo necesitaba / Imagen: LVP.
MaxLaMenace, el fichaje que el equipo necesitaba / Imagen: LVP.

"El equipo necesitaba cambios, y ese cambio fue MaxLaMenace, y más tarde, King of War" comenta Shiki. "Tras la entrada del francés, el club empezó a levantar cabeza y a mostrar un nivel decente. Esto, unido a que Juanka cada vez estaba más fuerte, los hizo salir de esa zona de descenso". Lo cierto es que, desde el punto de vista del espectador, MaxLaMenace marcó un antes y un después en la historia de Huntters.

"Creo que la clave fue centrarnos en mejorar día a día sin mirar los resultados, porque sabíamos que tarde o temprano los triunfos llegarían solos. Y esta historia es de lo más mágico que he vivido en mi vida, aún sigo sin creérmelo". La táctica de Sir Diego funcionó, y hacer entender a sus jugadores que la mejora llegaba, aunque estuvieran perdiendo, surtía efecto. El equipo empezó a encadenar victorias, y a ver su juego muy mejorado. "Nunca dejamos de creer que llegaríamos a Gamergy ya que la liga estaba muy reñida, cualquier club le ganaba a otro, así que nos preocupamos de ir partido a partido y ha servido" nos cuenta Juanka, transmitiéndonos la ilusión que sentían en ese momento. 

El camino a Gamergy

Habiendo levantado una temporada muy difícil, Huntters eSports conseguía su plaza en las finales de la SLO en Gamergy. "Cumplieron el objetivo, pero su papel era muy difícil ya que empezaban el camino hacia la copa contra Giants. Pero dieron la sorpresa, y a partir de ahí ya estaban desatados. No había quien los parase". Shiki, como comentarista de LVP, vivió la gran sorpresa que supuso la escalada de Huntters hacia la gran final.

"De MaxLaMenace destacaría su lectura en los partidos, es un genio y siempre sabe qué hacer. De Juanka, su humildad y su gran confianza al jugar, sus ganas de mejorar día a día. De KingOfWar destacó la alegría que trae al grupo, además de que es un grandísimo jugador y aún no ha destapado su mayor potencial" Sir Diego, entrenador de Huntters.

"Jamás se me pasó por la cabeza ganar el campeonato o vencer en los cuartos de final a Giants, mi pensamiento era ir partido a partido y vivir el momento". Y vaya si lo vivieron. Sir Diego vio cómo su juego era suficiente para tumbar a dos duros contendientes y llegar a la final contra Team Queso, uno de los mejores equipos del mundo. Juanka se mostraba realista, pero no por ello perdía la esperanza: "Teníamos claro que eran mejores que nosotros, pero igual que contra Giants nosotros íbamos con la moral por las nubes, y sin presión. La tenían ellos por ser favoritos."

Y surgió la magia. Ni Surgical Goblin, ni Soking, ni Cuchi Cuu, ni Variko pudieron parar a los chicos de Huntters. Su nivel de juego creció exponencialmente, su motivación y estado mental eran perfectos, y la humildad con la que lo encararon fue su principal arma. Team Queso fue derrotado, y ellos levantaron el trofeo como campeones de la SLO en Gamergy, un escenario perfecto para cerrar una dura pero gratificante temporada.

Huntters, campeones en Gamergy.
Huntters, campeones en Gamergy.

Tras la emocionante victoria, Sir Diego quiso hablarnos sobre sus chicos y su inclusión en el proyecto. "Desde el primer día me sentí respetado y valorado, los veo como una familia. Los jugadores me pusieron las cosas muy fáciles, hubo mucho compromiso y buen rollo en los entrenamientos". Al preguntarle sobre el futuro del club, Diego lo tenía claro: "Lo que más me gusta del proyecto es la unión que hay dentro, son una familia. Incluso los dueños son bastante cercanos y eso no se ve en todos los clubes. Pienso que esta victoria marcará un antes y un después en Huntters, y dentro de 3-4 años será uno de los equipos más grandes de España".

Para muchos, Juanka fue el jugador del torneo. Su nivel fue de menos a más, hasta llegar a un punto espectacular en las finales presenciales. "Pienso que he estado bastante bien durante toda la liga, y no sólo en Gamergy. Entrenando duro y sobre todo dándome cuenta de detalles de los rivales es donde más noto mi mejora, gracias a Sir Diego en muchos factores". Juanka quiso mandar un mensaje también para aquellos jugadores que se planteen llegar a un nivel profesional: "No dejéis de intentarlo, yo en verano vi la Gamergy Masters desde mi casa sin jugar apenas, me propuse llegar lejos en esto y ha pasado. Aunque aún no me lo crea del todo."

Así comenzaba y terminaba una historia de sufrimiento, esperanza, esfuerzo y superación que nos ha dejado a un Huntters merecido campeón. Desde el primer jugador al último integrante del cuerpo técnico, han demostrado ser una familia. Sólo nos queda esperar poder disfrutar de ellos durante la próxima temporada, pero una cosa está clara: han conseguido emocionarnos y hacernos entender la grandeza de los deportes electrónicos.

*Imágenes propiedad de LVP.

Normas de uso

Ver más

Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta