Un Mundial para la historia

Ya venía gestándose y llamando a la puerta, el momento que Optic Gaming llevaba esperando desde que en 2011 se hicieran con el primer campeonato del mundo, el CODXP’11, después de 6 años, éxitos, lloros, cambios y más cambios, Seth “Scump” Abner, y el Green Wall ha logrado hacer historia junto a su compañero, Damon “Karma” Barlow, primer jugador en ganar tres mundiales, ahora son los nuevos campeones del mundo en una final seguida por cerca de 400.000 personas, no las cifras más elevadas registradas en un mundial de Call Of Duty, pero un número que a pesar del mal estado del juego y el poco hype generado por la saga este año, indica que el público de cod sigue siendo fiel a la franquicia que ya lleva desde 2008 dominando los deportes electrónicos en consola.

Los datos más interesantes del Mundial de Call of Duty

Prácticamente todos los años los equipos favoritos al título, al menos las organizaciones, suelen ser las mismas, que se acopian de los mejores jugadores y se refuerzan con vistas al mundial, este año, había ciertas novedades como el talento joven en Enigma6 o la aparición de eUnited, sin duda alguna, una de las mayores sorpresas de este Call Of Duty Infinite Warfare y que además se ha llevado a James "Clayster" Eubanks para la saca como fichaje estrella.

 

¿Más días, más contenido?

Este año el mundial se ha disputado, como os dijimos en la previa en diferentes días para asegurar el ritmo del evento y generar mayor expectación con los partidos, además, la MLG ha aprovechado para poder generar muchísimo contenido del evento, implementándolo en los streamings, algo que de otra manera, no habría sido posible, un gran acierto que ha motivado y dado un mayor punto de calidad este año a las retransmisiones del mundial.

¿Qué pasó con Team MRN?

Bueno, el camino... no ha salido del todo bien, en un grupo muy complicado cayeron en sus tres partidos de manera más contundente de la esperada, era complicado, pero no dieron ningún atisbo de posibilidades en sus enfrentamientos. Team MRN, por cierto, club que anuncia que cerrará después de esta etapa, tras todas las críticas y problemas para poder encontrar patrocinadores y jugadores.

LA FINAL

Dos equipos muy bien formados, por un lado, llegaba Team EnVyUs, tratando de hacer historia, vigentes campeones, sin cambios en la alineación, querían ser el primer equipo en ganar dos años consecutivos y manteniendo el mismo roster un mundial de Call Of Duty, tras un año irregular para el conjunto liderado por Jordan "JKap" Kaplan, llegaban a la cita en el máximo nivel posible, como la vida,  call of duty es una carrera de fondo y en esa vida, Team EnVyUs, sabe hacer muy bien los deberes, llegando a la final de “ganadores” y gran final, pasando por encima a prácticamente todos sus rivales.

Optic Gaming venía de años con resultados muy malos a la hora de jugar los Mundiales, incluso con temporadas exquisitas, cuando llegaba la hora final, se venían abajo, así ha sido, que en los dos últimos años no llegaron a pasar del Top8. Esta vez las últimas incorporaciones, los 4 mejores jugadores de la historia de Call Of Duty, en un roster de ensueño para cualquiera aficionado de la saga dejaban claro con la victoria en el Stage 2, que este año iba a ser diferente, las ganas de Seth “Scump” Abner, el poder hacer historia de Damon “Karma” Barlow, siendo el primer jugador en conseguir tres anillos, el estado de forma del que ha sido el MVP del torneo, Matthew “FormaL” Piper, junto a un LANIMAL como es Ian “Crimsix” Porter, parecían ser suficientes para dar un golpe sobre la mesa.

El recorrido hasta el mundial como no podía ser de otra manera, iba a ser de menos a más para el Green Wall, mientras que Team EnVyUs pasó los días esperando un enfrentamiento a la altura, OpTic, tuvo más complicaciones de las esperadas, imitando prácticamente el mismo camino que ya tuvieron en los PlayOffs del Stage 2. Dicen que la historia se repite y esto es lo que pasó para el Green Wall, que llegó hasta la final de “perdedores”, donde tuvo que enfrentarse a Luminosity, otro equipo del que ya hemos hablado más veces y que a pesar de no ser uno de los favoritos para muchos, estaban dentro de nuestras quinielas, los últimos meses fueron muy buenos para ellos, con la victoria en el histórico CWL Anaheim, donde los equipos españoles se estamparon o su 4 posición hace apenas un mes en el Stage 2 de la CWL.

Luminosity caía en la final de “ganadores” por 1-3 ante el conjunto de Team EnVyUs se enfrentaba sin más oportunidades ante un Optic Gaming que venía muy motivado, tanto que arrollaron al equipo de Luminosity. Los de Seth “Scump” Abner, dejaron sin aliento al público del Amway Center de Orlando, que presenció la verdadera magia representada en el título de Activision, estaban en la final, en la gran final.

Optic Gaming vs Team EnVyUs - LA GRAN FINAL

La historia se repetía para Team EnVyUs, otro año en la final, ahora era el momento de cambiarla para el GreenWall, tenían que ganar dos partidos en la final para hacerse con el título, mientras que a los azulones, con solo una victoria se llevarían el mundial.

Optic Gaming tiró de calidad y motivación para empezar la gran final plantando un 250-135 en el primer punto caliente, muy contundentes, sufrieron ese exceso inicial de confianza, en un B&D dónde Team EnVyUs puso las cosas en su sitio, ganando por 6-2. Enlace, significaría el punto de inflexión, los azulones, invictos en este modo de juego no supieron hacer frente a la estrategia desplegada por el Green Wall, con mucha endereza y soportando increíblemente bien las líneas, fueron el verdadero muro verde, no pasaba nada, y con 9-2 derrotaron por primera vez en este modo a Team EnVyUs, en los cuales la motivación bajaba a la par que subía la fiesta de Optic Gaming, que acabaron ganando el primer partido tras un último punto caliente por 250-204, esta vez con más apuros que el anterior, pero siempre manteniendo el control del mapa.

Con la ventaja en tablas, el que ganara el siguiente partido, ganaba la gran final, y sí, adivináis bien, Optic Gaming estaba on fire, normalmente, cuando vienes de un bracket con desventaja y con muchos más mapas y partidos encima, el cansancio suele hacer mella, haciendo casi imposible la remontada, pero de vez en cuando, aparece algo, una chispa, una motivación extra que hace que todo lo demás desaparezca, que a pesar de llevar un cansancio extra notable, esa desventaja, se convierte en fortaleza, eso le pasó a Optic Gaming, que supo hacer de una debilidad, su fortaleza y jugar, como nunca antes lo habían hecho en Infinite Warfare, nadie podía pararlos ya, era inevitable y lograron llevarse el último partido por un contundente 3-0, en el que le pintaron la cara de verde a los azulones que se tuvieron que rendir ante los nuevos reyes, ante el equipo de la historia, Optic Gaming.

 

Así es como hij@s míos, OpTic Gaming, pasó a la historia que tanto merecían y se llevaron 600.000 dólares, perfectos para que luzcan coche nuevo en redes sociales y hacer que Karma se convirtiera en el primer jugador de la historia en cosechar tres anillos, que Scump callara todas las bocas en la escena, que Crimisx ganara su segundo anillo y por supuesto el título de MVP para Formal, el mejor jugador actualmente de Call Of Duty, un equipo para la historia, un equipo para recordar.

 

¿Llega la hegemonía de Optic Gaming? Lo veremos con WWII llamando ya a las puertas y con la vuelta de una escena que reclama su podio y que espera conquistarlo con el nuevo título de Activision, ahora toca descansar y esperar que nos depara la liga mundial de Call Of Duty para el año que viene.

*Imagen de cabecera propiedad de MLG.

Normas de uso

Ver más

Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta