Epsilon campeón de una CWL de Birmingham exitosa para los españoles

La Liga Mundial de Call of Duty (CWL) tuvo en Birmingham uno de sus Majors en Europa en el que tras tres días de competición, Epsilon eSports se coronó campeón frente a Splyce

Its OVER! #EpsiCoD take #CWLBHam! An enormous double sweep over @Splyce. GG to the Splyce guys. What an event! #i60 pic.twitter.com/45iYb5e0ns

— Epsilon eSports (@Epsilon_eSports) 16 de abril de 2017

Sin contar a los juegos de lucha, Call of Duty es el bastión de los eSports en las consolas. La CWL de Birmingham tenía una bolsa de premios de 50.000 dólares y 60 equipos de toda Europa participando en ella con la esperanza no sólo de ganar la competición, sino de conseguir los Pro Points necesarios para acudir a eventos futuros.

La gran final del torneo enfrentó a Splyce y Epsilon eSports, en una reválida de la llave de ganadores donde Splyce había vencido por 3-2 y enviado a Epsilon a luchar por un puesto en la final ante Fnatic. 

Desde la llave de perdedores Epsilon consiguió barrer a Fnatic en una convincente victoria por 3 a 0. Esto les llevaría a la final para enfrentarse de nuevo a los que fuesen sus verdugos en la semifinal desde la llave de los ganadores, Splyce. Joshua Lee "Joshh" Shephard, el mejor jugador de Call of Duty en Reino Unido, exjugador de Splyce y ahora capitán de Epsilon iba a tener la oportunidad de volver a dar un título a Epsilon tras ocho meses de sequía. 

Epsilon se llevó el premio final de 20.000 dólares y 10.000 Pro Points al vencer con claridad a Splyce por 3-0 en una final que tuvo como MVP al galés David "Dqvee" Davies. Splyce se llevó 12.000 dólares y 6.000 Pro Points, mientras que el tercer puesto sería para Fnatic y el cuarto para Millenium.

Buena participación española

Giants Gaming, Movistar Riders y Team MRN fueron los equipos españoles que viajaron a Birmingham con la esperanza de hacer un buen papel y conseguir el mayor número de Pro Points posibles para así acudir a próximos eventos.

El recorrido fue duro y largo comenzando desde la llave abierta de ganadores. Giants y Movistar Riders avanzaron en su primer enfrentamiento, pero Team MRN perdió ante Evo Gaming y fue desplazado hasta la llave de perdedores. Giants y Movistar Riders se cruzaron en la última de las fases, en un duelo nacional que se llevó Riders por 2-0.

La llave abierta de ganadores obliga a ganar tres fases para acceder a los grupos, sino te manda a la llave de perdedores en la que dependiendo de dónde hayas caído con anterioridad puedes tener que avanzar hasta cinco fases para clasificarte.

Mientras que Giants clasificó automáticamente a la última ronda de la llave de perdedores, la cual venció por 2-0 ante OpenMinded, Team MRN tuvo que avanzar hasta cuatro rondas para plantarse en la definitiva ante unos Underworld eSports que les eliminarían del torneo a sólo un paso de la llave de campeonato.

Movistar Riders entró en el Grupo A junto a Black Forest Green, iGame y los subcampeones Splyce. No pudo hacer frente a sus rivales y acabaría quedando último, lo cual le obligaría a avanzar desde la primera ronda de perdedores de la llave de campeonato. En esta ronda volvieron a cruzarse Giants y Movistar Riders, ganó de nuevo Riders por 3-0 en formato al mejor de cinco. 

La travesía de Movistar Riders y por tanto de los equipos españoles en la CWL de Birmingham terminaría en la segunda ronda de perdedores de la llave de campeonato ante Team Vitality por 3-0.

El resultado final del torneo fue bueno pero agotador para los equipos españoles, que quién sabe si en caso de no haberse enfrentado varias veces entre ellos hubiesen podido conseguir un mejor puesto final. 

Movistar Riders consiguió un puesto 13-16, Giants Gaming un puesto 17-20 y Team MRN un puesto 21-24. Esto les reporta 1.800, 1.200 y 1.100 Pro Points por cada jugador. Esto es importante para seguir acumulando puntos de cara al próximo Major en Europa que se disputará en Sheffield y de la Global Pro League en Anaheim.