|

Probamos Engineerium, el nuevo juego de RV de Zero Latency

Ahora que el frío parece que ha llegado para quedarse, experiencias como las que ofrece el centro de realidad virtual Zero Latency Madrid son una gran opción para divertirse y no morir congelados. En noviembre de 2016, abrieron con Zombie Survival, un apocalipsis zombi; en mayo de este año lanzaron Singularity, ambientado en el espacio; y ahora llega Engineerium, con un mundo flotante por explorar. Este último videojuego se estrena el 1 de diciembre, y nosotros hemos podido probarlo. 

El centro Zero Latency cuenta con un espacio de doscientos metros cuadrados acondicionados para que los jugadores puedan sumergirse de lleno en la experiencia sin preocuparse de chocarse con las paredes u otros obstáculos. Obviamente la sala tiene paredes, pero está preparada para que no haya golpes inesperados si se siguen las instrucciones del Game Master y las señales que nos dan las propias gafas de realidad virtual.

Los jugadores pueden moverse libremente, sin cable alguno que interfiera en la experiencia. De hecho, el equipamiento lo lleva el jugador a cuestas. Es algo voluminoso, pero para nada molesto ni pesado (no supera los 3 kg) una vez te lo has ajustado todo correctamente. El equipo se compone de unas gafas de realidad virtual basadas en la plataforma abierta OSVR, unos cascos con micrófono para comunicarnos con el Game Master y el resto de compañeros, un ordenador AlienWare en una mochila y armas en caso de que el juego las requiera (Engineerium no).

El éxito de Zero Latency en este año (más de 22.000 jugadores han participado en casi 5.000 partidas) le ha impulsado a expandir la experiencia a nuevas cotas, sin importar el reto tecnológico que suponga. Por ello, a partir del 1 de diciembre, las partidas de Zombie Survival permitirán hasta ocho jugadores, incrementando en dos el límite que había hasta la fecha. En el caso de Engineerium, el máximo serán seis. Nosotros éramos cinco en el grupo, y fue divertido, con seis seguro que lo es un poquito más. La experiencia fue bien en todo momento, fluida y con latencia cero, evitando los tan desagradables mareos que en más de una ocasión he sufrido en otros videojuegos de realidad virtual.

Antes de entrar en la sala para jugar a Engineerium, el Game Master nos dio un pequeño briefing con las normas que había que cumplir. Nada de correr ni saltar, se trata de un paseo virtual en el que andando cumpliremos nuestro objetivo. El punto fuerte de este nuevo juego es la capacidad que tiene para sumergirte en su mundo, para hacerte creer que estás cruzando un puente o bajando una cuesta muy empinada. No importa que sepas que estás en una sala plana y sin obstáculos, la tecnología consigue engañarte hasta el punto de que me vi abriendo los brazos para mantener el equilibrio o dando pasos con precaución ante una posible caída.

En Engineerium encontramos una experiencia opuesta a Zombie Survival o Singularity, mucho más colorida y sin enemigos que matar. Tampoco hay puzles que resolver. Nuestra labor consiste en recorrer un escenario flotante de plataformas para volver con nuestra tribu, para lo que es necesaria la colaboración de todos los jugadores. En definitiva, es el juego perfecto para quien quiera vivir una verdadera experiencia de realidad virtual sin el frenetismo de un juego de acción, ideal para contemplar el paisaje y echar unas risas con nuestros compañeros de aventuras

Imagen de cabecera: Zero Latency

Normas de uso

Ver más

Cerrar

Movistar eSports

Iniciar sesión Crear cuenta